Conoce un distrito chiclayano que clama por ayuda humanitaria

“Nuestras casas se han caído. El concejo municipal, el responsable de Defensa Civil, las autoridades regionales, no nos dan la ayuda que necesitamos''
Vecina de José Leonardo Ortiz

Cientos de viviendas han colapsado por las lluvias. Se enfrenta una emergencia sanitaria.

Texto: Cecilia Niezen / OXFAM

Foto: Flor Ruiz / OXFAM 

30 de Marzo del 2017

Las lluvias torrenciales que cayeron sobre Chiclayo, capital del departamento de Lambayeque, han dejado la ciudad polvorienta, maloliente, llena de charcos y en el caos. Estuvimos el viernes 24 de marzo en el distrito José Leonardo Ortiz, uno de los más afectados por las lluvias torrenciales registradas en febrero y marzo, y constatamos el drama de numerosas familias cuyas viviendas están inhabitables. Los desagües, mezclados con aguas de lluvias, también han colapsado en buena parte del distrito. La basura se acumula. En suma, es un escenario difícil que los vecinos no esperaban y deben enfrentar para retomar la “normalidad”.

El Presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), visitó el 2 de febrero este distrito, cuando las lluvias empezaban a caer con fuerza. El mandatario dijo que se requería una limpieza total de las vías, así como apoyo a los damnificados. Por esos días, el alcalde de José Leonardo Ortiz, Epifanio Cubas, alertaba que había 40 puntos críticos de inundación que no solo dejarían cuantiosos daños materiales, sino ponían en riesgo la vida de miles de personas. Tras las torrenciales lluvias de marzo, no se registraron fallecidos, pero sí grandes pérdidas materiales y focos infecciosos. “La falta de drenaje de las aguas de los desagües que se secan, y las partículas en la atmósfera, han generado una emergencia sanitaria que requiere ser atendida”, dice Rosa Rivero, de la ONG de prevención de riesgos CeprodaMinga. Rivero sostiene que la exposición de las personas a áreas anegadas por lluvias e inundaciones, y la concentración de partículas de polvo en el aire, provenientes de la remoción de escombros, incrementarían las infecciones respiratorias agudas y las enfermedades infecciosas de la piel. Además, advierte que los cambios ecológicos pueden favorecer la reproducción de insectos vectores y de roedores. Los primeros podrían incrementar los casos de dengue y, probablemente, fiebre chikungunya y zika. Los segundos, la peste.

Vecinos se organizan

A casi dos meses de la visita de PPK, cuando las lluvias empezaban, estamos en el pueblo joven Ramiro Prialé de este distrito y se respira desesperación. Las lluvias más fuertes, que cayeron los días 14 y 19 de marzo, generaron graves daños a las viviendas y caminos. Es decir, pasaron casi dos meses, y las políticas de prevención, a juzgar por lo que vemos, fallaron.

En una zona donde se ubican un conjunto de carpas, conversamos con un grupo de mujeres. Todas, mortificadas, hablan a la vez y piden ayuda. “No tiene que caerse mi casa para recibir recién ayuda. Mi casa es de material noble, pero está por derribarse por las lluvias. No hay alimentos”, dice la señora Blanca Zuloeta.

La señora Gladys prefiere no dar su apellido. Ella teme no recibir la ayuda que necesita como represalia por cuestionar las respuestas de las autoridades locales. “Nuestras casas se han caído. El concejo municipal, el responsable de Defensa Civil, las autoridades regionales, no nos dan la ayuda que necesitamos”, dice. “Las autoridades nos ofrecen 5 metros de plástico para cubrir nuestras viviendas de las lluvias, 5 sacos de cemento. Y, si no aceptamos, pues se van. Nosotros requerimos calaminas, triplay, colchones, víveres, pues la economía está parada. No darnos lo que ellos decidan”, se queja.

El distrito de José Leonardo Ortiz tiene aproximadamente 165.453 habitantes, según información de la Municipalidad, y está compuesto por numerosos pueblos jóvenes.

La Asamblea 

El grupo de mujeres con quienes conversamos se prepara para ir a la Municipalidad del distrito donde se realizará una Asamblea con el alcalde Epifanio Cubas y nos invita a ir con ellas. Llegamos al local municipal, que contrasta con la pobreza de la zona y que atiende de 7:30 a. m. a 2:30 p. m., según nos informan en la puerta, aun en un escenario de emergencia. Entramos a la sala de reunión, que está atiborrada de personas. En una mesa están el alcalde y los regidores. También el representante de Defensa Civil. Parados, están los vecinos y vecinas del distrito. Lo que escuchamos es un fuego cruzado de críticas, responsabilidades y demandas no cubiertas. El alcalde toma nota. Motobombas que no drenan el agua empozada. Basura acumulada por días en las calles por falta de camiones y maquinaria. La empresa de saneamiento, Epsel, que no cumple, dicen, con arreglar y limpiar los desagües. Demoras de la autoridad local para responder la emergencia sanitaria. Planes de prevención que no existen, etcétera.

Finalmente, una señora toma la palabra: “Señor alcalde, señor gerente, falta humanidad.  No se les escucha ni se les ve en los pueblos jóvenes. Yo sufro con mis hermanos. Vaya a ver cómo están las calles. Yo lo vivo a diario y por eso le pido acción, trabajo y honradez. Vaya a las zonas afectadas y compruébelo”. Las vecinas, que nos han llevado a esta Asamblea, y que se encuentran apretadas en la puerta de la sala, aplauden con esperanza.  

¿Cómo puedes ayudar?

El sitio web del Gobierno del Perú #UnaSolaFuerza te lo explica.
 
Información suplementaria: 

SOLICITAR AYUDA: 105

DONACIONES: (01) 712 6314

VOLUNTARIOS: Voluntariado@mininter.gob.pe / (01) 418 4030
anexo 1307

Puedes hacer donaciones internacionales aquí.

Contacto para medios 

Cecilia Niezen | Oficial de Comunicaciones | Oxfam en Perú

Correo electrónico: cniezen@OxfamAmerica.org.

 

Enlace permanente: https://oxf.am/2urKBft