accion humanitaria

Cientos de viviendas han colapsado por las lluvias. Se enfrenta una emergencia sanitaria. Las lluvias torrenciales que cayeron sobre Chiclayo, capital del departamento de Lambayeque, han dejado la ciudad polvorienta, maloliente, llena de charcos y en el caos.
Estamos en Íllimo y el corazón se estruja. Parece que un fuerte terremoto hubiese asolado la zona. Pero no, la destrucción fue ocasionada por la fuerza de las aguas del río La Leche y también por la indiferencia de las autoridades que no pudieron prever y prepararse para esta emergencia.
Batangrande, provincia de Ferreñafe, Lambayeque, es una de las zonas más afectadas del Perú por el denominado fenómeno “Niño Costero”. Parece ser uno de los puntos más olvidados por los esfuerzos humanitarios a nivel nacional.
Las cifras oficiales de daños en todo el Perú por las lluvias fuertes y los huaicos son tristes y alarmantes. Se han registrado 75 fallecidos, 263 heridos, 20 desaparecidos, 615.000 personas afectadas, y 99.475 damnificados. Además, hay 15.000 viviendas inhabitables.
Suscribirse a RSS - accion humanitaria