Una agenda frente al cambio climático

Las mujeres en el campo cumplen un rol fundamental para la seguridad alimentaria, intervienen directamente en la producción de alimentos y son pilar fundamental de la agricultura familiar. Sin embargo, son quienes enfrentan los mayores impactos del cambio climático.

Por ello, en el marco de la realización de la Vigésima Conferencia de las Partes de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP20), mujeres rurales y campesinas de toda Latinoamérica presentaron una “Agenda frente al cambio climático”, demandando a los Estados miembros alcanzar acuerdos vinculantes y tomar acciones urgentes para enfrentar este fenómeno. Esta actividad fue organizada por la Campaña CRECE y Oxfam.

Winnie Byanyima, directora ejecutiva de Oxfam, participó de la presentación de esta agenda, mostrando su  admiración por el trabajo que realizan las mujeres y expresando el interés de Oxfam por apoyar la colocación de la “Agenda frente al cambio climático” en las negociaciones internacionales.

“Es un fuerte trabajo el que ustedes tienen, de cultivar comida, cuidar hijos; pero deben detener el abuso, exijan que sean reconocidas, no sean invisibilizadas”, les dijo al momento de invitarlas a seguir adelante con sus demandas.

¿Qué piden en la Agenda?

  • Reconocimiento por parte del Estado del papel que tienen las mujeres como productoras y sus prácticas sustentables en adaptación al cambio climático a través de política públicas.
  • Que los Estados pongan fin a todo tipo violencia y criminalización de la población rural organizada, particularmente de las mujeres rurales, indígenas y campesinas de la región.
  • En seguridad y soberanía alimentaria:
    • Garantizar que las organizaciones estatales relacionadas con el tema agrario asignen presupuesto para programas y políticas de apoyo a mujeres rurales, indígenas y campesinas que incluyan la adaptación y la mitigación frente al cambio climático.
    • Garantizar e implementar leyes de Soberanía y Seguridad Alimentaria con perspectiva de género.
    • Establecer un plan regional integral de agricultura familiar mediante la creación de condiciones favorables para las/os pequeñas/os productores y con enfoque de género.
  • En acceso y control de los recursos naturales:
    • Garantizar el acceso y control sobre recursos naturales como la tierra de calidad en la que las mujeres puedan ser propietarias individuales.
    • Cumplimiento efectivo y aplicación de los estándares ambientales internacionales en la región, así como obligatoriedad en realización de estudios de impacto ambiental.
  • En el aumento de la vulnerabilidad y desastres naturales:
    • Fortalecer y ejecutar planes de prevención, gestión integral y reducción de riesgos frente al cambio climático.
    • Los Estados deben garantizar y crear fondos de contingencia para casos de emergencia  y desastres naturales.
Enlace permanente: https://oxf.am/2ur8NhV