La iniciativa de transparencia EITI enfrenta una crisis de legitimidad

- En un escenario de desastres ecológicos en la Amazonía peruana, reunión global de la EITI se inicia en Lima esta semana.

- Oxfam hace un llamado a la EITI para empujar la reforma del sector extractivo.

Lima, 23 de febrero del 2016 – La organización internacional Oxfam, alertó hoy que una iniciativa que impulsa la transparencia mundial enfrenta una crisis de legitimidad. Se trata de la Iniciativa de Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI, por sus siglas en inglés), que desarrolla esta semana en Lima su Conferencia Mundial. En ese escenario, Oxfam hace un llamado para que se tomen medidas concretas para fortalecer esta iniciativa y para que recupere una posición relevante como una de los principales instituciones que contribuye a la reforma en el sector de petróleo, gas y minería.

Fundada en 2002 en un intento de ayudar a enfrentar la corrupción y la mala administración que afecta a los sectores de extracción de petróleo, gas y minería en muchos países, la EITI es una iniciativa voluntaria para los gobiernos que buscan aumentar la transparencia y la responsabilidad pública. Es dirigida por un consejo global que incluye gobiernos, grupos de la sociedad civil, y grandes compañías petroleras y mineras. Cuarenta y nueve países, entre ellos el Perú, actualmente vienen implementando el estándar de la EITI, que establece requisitos mínimos para transparentar la información crítica y su supervisión pública, tales como los montos que las empresas le pagan a los gobiernos por el derecho de extracción de petróleo y minerales, y los montos que los gobiernos reciben.

En América Latina los conflictos socioambientales vinculados al sector extractivo se han incrementado. La EITI tiene poco impacto en la solución de esos problemas fundamentales. La red regional de Publish What You Pay y la Red Latinoamericana Sobre Industrias Extractivas, han pedido a la EITI que expandan sus normas para que las empresas declaren también información social y ambiental.

Perú, el anfitrión de la conferencia, simboliza el desafío de la relevancia de la EITI y de otros procesos de fortalecimiento institucional. A pesar de ser compatible con el estándar de la EITI desde 2012, enfrenta conflictos desestabilizadores sobre la gobernanza socioambiental, principalmente vinculados con proyectos de petróleo, gas y minería.

“La EITI ha conseguido transparentar flujos financieros de pagos de empresas a los gobiernos nacionales y locales, pero no ha tenido impacto en la prevención del debilitamiento de leyes y reglamentos que protegen los derechos de las comunidades, así como en abordar los riesgos ambientales y sociales”, dice Miguel Lévano de Oxfam. El especialista sostiene que la EITI ha elevado los estándares mínimos de transparencia para las industrias petroleras y mineras, pero enfrenta dificultades para mantenerse firme.  En el caso de Perú, primer país de la región en adoptar el estándar EITI, se han generado avances, pero hay muchos desafíos por seguir transparentando la información.

Perú y los desastres ecológicos

Es importante destacar que esta reunión se desarrolla en un escenario de recurrentes desastres ambientales. A inicios de febrero, la estatal PetroPerú virtió 3.500 barriles de petróleo (más de medio millón de litros) por roturas del Oleoducto Norperuano en los ríos Chiriaco (Bagua), Morona (Loreto) y Huancabamba (Jaén). En los últimos 2 años se han registrado 7 derrames de la petrolera estatal, sumando más de 10.000 barriles de petróleo contaminando la Amazonía. Hasta el momento, no hay claridad sobre las sanciones que se le impondrán a PetroPerú.

“Si se aplica la Ley 30230 (de julio 2014), lo más probable es que le perdonen la sanción a PetroPerú o se la reduzcan”, dice Levano. El especialista explica que desde hace un par de años Perú viene debilitando su gobernanza socioambiental, adoptando normas con menos exigencias y reduciendo sanciones.

En la línea de reforzar la institucionalidad social, Oxfam junto a organizaciones aliadas, está buscando fortalecer los marcos legales y procesos que facilitan la implementación del derecho a la consulta previa. “Estamos haciendo un llamado a todos los candidatos/as a la presidencia para que defiendan este derecho y la institucionalidad socioambiental, que son bases fundamentales para que las operaciones extractivas se desarrollen en un marco menos conflictivo y avancen hacia un real aporte al desarrollo del Perú”, señaló Lévano. Finalmente, opinó que la EITI debe también exigir transparentar la información social y ambiental  de las empresas.

Oxfam trabaja con socios y coaliciones en más de 30 países para aumentar la transparencia y proteger los derechos de la comunidad en torno al desarrollo del petróleo, gas y minería. Más de 20 de estos países están implementando la EITI. En algunos de estos países Oxfam apoya la participación de la sociedad civil en los procesos nacionales de la EITI y promueve el uso de los datos para empujar la supervisión pública.

Más información:

Enlace permanente: https://oxf.am/2tBkhCF