Entre 7 y 8 millones de peruanos no tienen acceso a agua potable

Entre 7 y 8 millones de peruanos no tienen acceso a agua potable

El Perú es uno de los 20 países más ricos del mundo en agua. Sin embargo, este recurso se encuentra distribuido de manera heterogénea en el territorio y no se ubicada necesariamente en los lugares donde existe una mayor demanda.  Así, en nuestro país, la costa peruana concentra más del 70% de la población, pero solo cuenta con el 1.8% del total de agua que se produce.

Según Naciones Unidas, las poblaciones que se encuentran por debajo de 1 700 m3 de agua/ habitante /año, atraviesan por una situación de escasez hídrica. En el siguiente cuadro presentamos la situación de nuestro país en tanto a m3 de agua producidos por región

En Perú, entre 7 y 8 millones de peruanos/as aún no tienen agua potable, siendo Lima la ciudad más vulnerable: es la  segunda capital en el mundo asentada en un desierto y solo llueve 9 milímetros al año. El río Rímac es el principal proveedor de luz y agua para la población de Lima y Callao, (74.5% de agua)  y, al mismo tiempo, es  la cuenca más deteriorada en términos ambientales.

En el caso de Lima, 1.5 millones de ciudadanos no cuentan con acceso a agua potable ni alcantarillado. Existe un notorio contraste entre la zona urbana y periurbana, donde los pueblos jóvenes y pequeños asentamientos humanos no gozan del servicio de agua , ni desagüe, como el resto de zonas de Lima que sí.

Estos ciudadanos son abastecidos de agua a través de  camiones cisterna que les venden  el recurso a un costo elevado, pagando hasta 2 veces más, en  comparación con las personas que tienen conexión domiciliaria. 

Las personas que no acceden al servicio domiciliario, tienen que usar el agua de manera racional; es decir, limitando el aseo personal, el aseo de sus viviendas y prendas de vestir, así como su consumo.

El sistema de agua está estrechamente vinculado con el sistema de  saneamiento. Los aniegos son un problema común, debido, en parte, a la antigüedad de las instalaciones y, por otro lado, a las malas prácticas de uso por parte de la población.

Frente a este escenario, un conjunto de organizaciones ha emprendido diversas acciones para preservar este recurso y preparar a las poblaciones más vulnerables de cara al estrés hídrico que viven y que puede acrecentarse producto de un desastre.

Estos esfuerzos  han sido recogidos en un espacio web denominado WASH.PE (siglas en ingles del componente Agua, saneamiento y promoción de la higiene) que involucra a la Municipalidad Metropolitana de Lima, entidades públicas, privadas y sociedad civil, incluidas las ONGs; quienes reconociendo sus mandatos institucionales y sus capacidades, proyectan trabajar de manera específica en la preparación y respuesta en Agua, Saneamiento Y promoción de la Higiene  en caso de desastres en Lima.

Visita el sitio Web: www.wash.pe.

Enlace permanente: https://oxf.am/2utlsky