Pronunciamiento regional tras denuncias de explotación y acoso por parte integrantes de Oxfam

Martes, Febrero 13, 2018

(Vía Oxfam en español)

En 2011, varios trabajadores de Oxfam fueron acusados de abuso y explotación sexual en Haití durante la respuesta al terremoto. Ahora, se han conocido nuevas acusaciones sobre el uso de trabajadoras sexuales por parte de un pequeño grupo de personas del equipo de Oxfam en Chad en 2006. Estamos consternados sobre estas recientes denuncias. A pesar de que no podemos corroborar toda la información de Chad en este momento, insistimos en que este es un comportamiento inaceptable. Estas nuevas acusaciones, denotan que es necesaria una aproximación integral por parte de todo el sector de ONGs internacionales para tratar este problema.

Queremos insistir: este comportamiento fue y es totalmente inaceptable –una tacha a los altos estándares que tenemos en Oxfam. Este fue el caso de un grupo de hombres privilegiados abusando de quienes se suponía tenían que proteger. También abusaron de la confianza de nuestros seguidores y de los miles de colegas de Oxfam que trabajan alrededor del mundo para poner fin a la injusticia y a la pobreza.

La prioridad de Oxfam es apoyar a las mujeres y niñas que sufren esta explotación y asegurarnos que la mala conducta sexual sea totalmente extirpada de nuestra organización. Nuestro trabajo en defender los derechos de las mujeres -especialmente aquellas en situación de vulnerabilidad- es central a nuestros valores como organización. Por ello, tenemos una responsabilidad especial para proteger a las personas con quienes trabajamos, a nuestros voluntarios, socios y equipo, del acoso, el abuso y la explotación sexual.

La investigación de Oxfam al caso de Haití en 2011, resultó en la creación de un equipo especialmente dedicado a la protección (salvaguardia), una línea confidencial de denuncias y otra serie de políticas integrales. Estas medidas ayudan a Oxfam a proteger mejor a todas las personas del acoso, abuso y la explotación sexual y, antes que nada, prevenir que ocurran estos hechos. A pesar de que desde entonces hemos hecho muchos cambios, es claro que aún no han sido suficientes para transformar por completo nuestra cultura organizacional y reforzar las políticas internas que garanticen la protección de las personas con las que trabajamos alrededor del mundo. Ya estamos haciendo estos cambios, pero debemos hacer más y actuar con mayor urgencia.

Como miembros de esta organización estamos totalmente comprometidas y comprometidos a nuestro trabajo y a los valores de Oxfam. Estamos profundamente heridos por estos casos de abuso y estamos trabajando por producir un cambio real en la manera en que manejamos el acoso y la explotación sexual, y también nuestra manera de apoyar a las y los sobrevivientes de estos casos.

Estamos comprometidos en cambiar nuestra cultura y Oxfam lo ha estado haciendo, asegurando que hay mayor balance de género en los roles de liderazgo. 15 de las 22 direcciones ejecutivas de Oxfam son ocupadas por mujeres. Nuestra directora ejecutiva Winnie Byanyima está liderando el trabajo en contra del acoso, abuso y explotación sexual. Oxfam está comprometida en trabajar con los gobiernos para acabar con la explotación en el sector de la cooperación al desarrollo y llamamos a que haya una aproximación integral en el manejo de estos casos por parte de todas las organizaciones que trabajamos en todo el mundo.

Esperamos poder reconstruir la confianza de nuestros seguidores, quienes saben, al igual que nosotros, que las acciones de unos pocos no representan los valores de Oxfam.

 

Contacto para medios: 

Annie Thériault en Lima, Perú | annie.theriault@oxfam.org | + 51 936 307 990 | @annietheri
Tania Escamilla en Ciudad de México, México | tania.escamilla@oxfam.org | +52 1 554 890 8019 | @tanyaesca 

Para actualizaciones, por favor siga @Oxfam_es

Enlace permanente: https://oxf.am/2svDirc