Encuesta Nacional de Percepción de Desigualdades - ENADES 2022

Autora / Autor: 
Instituto de Estudios Peruanos; Oxfam
Fecha de publicación: 
Lunes, 18 Julio, 2022

La primera Encuesta Nacional de Percepción de Desigualdades (ENADES 2022) constituye el análisis estadístico más completo a la fecha sobre la percepción de las diferentes formas de desigualdad en el Perú e incluye indicadores que permiten medir la magnitud de una serie de brechas sociales y políticas: desde diferencias de género, clase y relaciones étnico-raciales, hasta dimensiones subjetivas de la desigualdad y sus vínculos con orientaciones políticas.

La ENADES 2022 ha sido elaborada por el Instituto de Estudios Peruanos (IEP) y Oxfam. 

Se trata de un estudio que busca aportar al debate en torno a la desigualdad en un país tan diverso y complejo como el Perú donde no todo puede ser explicado únicamente desde la pobreza monetaria. Dado que las percepciones son la expresión del ejercicio de la ciudadanía y reflejan el sentir de las personas en su convivencia pública, conocer cómo perciben los peruanos y peruanas los diferentes tipos de desigualdad da luces sobre las principales expectativas de la población y puede ser de mucha utilidad en la toma de decisiones y en la orientación de las políticas públicas.

Ingresos de los hogares son insuficientes

Solo un 15% de los encuestados señala que cuenta con ingresos económicos suficientes y que pueden ahorrar. En oposición, un 32% de los encuestados señala que sus ingresos no les alcanzan y tienen dificultades; mientras que un 15% indica que no les alcanza y tienen grandes dificultades. 

El Perú rural es el que concentra la gran mayoría de hogares cuyos ingresos “no les alcanza y tienen dificultades” (43%) o “no les alcanza y tienen grandes dificultades” (25%).

En su mayoría los que responden que les alcanza bien y pueden ahorrar o no presentan grandes dificultades tienen un nivel educativo superior. Por otro lado, los que opinan que no les alcanza y tienen dificultades (o grandes dificultades) son principalmente de nivel educativo básico.

Percepciones de gravedad de desigualdades

A nivel nacional, el 72% de los encuestados considera que la desigualdad entre ricos y pobres es muy grave. La mayoría de los peruanos también identifica que la desigualdad es muy grave entre las ciudades y las zonas rurales (61%), y entre Lima y el resto del país (56%).

Cabe señalar que son las personas de Lima Metropolitana pertenecientes a los niveles socioeconómicos A/B quienes en su mayoría consideran muy grave la desigualdad en dichos ámbitos.

Desigualdad en el acceso a oportunidades

Un 43% está en desacuerdo con la frase de que en el Perú todos tienen iguales oportunidades de salir de la pobreza, especialmente entre los hombres, en los niveles socioeconómicos más altos y quienes tienen educación superior.

El acceso a la justicia es donde más se percibe la desigualdad entre los peruanos. De hecho, el 83% considera que en el Perú el acceso a la justicia es muy desigual. Del mismo modo, más de la mitad de los encuestados percibe muy desigual el acceso a la salud (70%), a la educación (59%) y al trabajo (59%).

En Lima Metropolitana es donde se percibe mayor desigualdad en justicia, salud y educación, a diferencia del sur del país, donde la noción de mayor desigualdad se centra en el acceso a la justicia. Por otra parte, la desigualdad percibida en torno al acceso a la salud es mayor en los niveles socioeconómicos A/B y C.

Desigualdad por género

Con relación a la desigualdad entre hombres y mujeres, el 34% la percibe como muy grave mientras que el 48% como poco grave. 

La encuesta mostró que son las mujeres las que desempeñan una ocupación no remunerada como principal actividad (52%), en comparación a los hombres (8%). Asimismo, quienes consideran que “hablar bien el castellano” es una ventaja para una mejor posición económica son mayoritariamente mujeres (48%); mientras que son los hombres los que reconocen que su género les otorga una ventaja (11%).

En cuanto a la situación económica de los hogares, son más mujeres las que estiman que su hogar puede subsistir con 0 a 300 soles como monto mínimo mensual (36%). Sin embargo, el 34% de encuestadas indica que no les alcanza y tienen dificultades.

Con respecto a las percepciones de desigualdad entre peruanos, son las personas de Lima Metropolitana y de 18 a 24 años son en su mayoría las que consideran muy grave la desigualdad entre mujeres y hombres (42%).

Las personas de Lima Metropolitana y de 18 a 24 años son en su mayoría las que consideran muy grave la desigualdad entre mujeres y hombres, entre personas LGTBIQ y quienes no lo son y entre personas blancas y no blancas. Por otro lado, quienes consideran que estas desigualdades son nada graves son principalmente hombres.

Tolerancia a la desigualdad

47% de peruanos considera que la desigualdad es inaceptable versus un 29% que la considera aceptable y un 24% que no la considera ni aceptable ni inaceptable.

Quienes consideran que en el Perú la desigualdad es inaceptable pertenecen principalmente a los niveles socioeconómicos A/B, son personas con educación superior que señalan su desacuerdo con que exista diferencia entre ricos y pobres y consideran que la brecha entre ambos extremos ha aumentado.

El rol del Estado en la reducción de la desigualdad, en la economía y en la provisión de servicios de salud

El 70% de los encuestados está de acuerdo con que el Estado peruano debe implementar políticas para reducir la desigualdad entre ricos y pobres, seguido por el 68% que considera que el Estado debería ser el principal responsable de proveer los servicios de salud.

Por otra parte, 7 de cada 10 encuestados señalaron estar de acuerdo con la entrega de bonos por parte del Estado a las personas más vulnerables, específicamente en situaciones de crisis económica. La actitud más favorable hacia la entrega de bonos se presenta en las zonas rurales, en Lima Metropolitana, en el norte y en el oriente, así como entre las personas menores de 40 años y de niveles socioeconómicos medios y bajos.

Influencia de los grupos de poder

El 68% de los encuestados considera que los ricos tienen demasiada influencia en las decisiones que afectan al país, seguido por el 66% que cree que el Perú está gobernado por unos cuantos grupos poderosos que buscan su propio beneficio.

Quienes están de acuerdo con que los ricos tienen demasiada influencia en las decisiones que afectan al país viven principalmente de Lima Metropolitana y Perú urbano, así como entre personas de 18 a 39 años y de niveles socioeconómicos medios y altos.

Por otra parte, el 50% cree que el Perú está gobernado solo por Lima y que no se toma en cuenta a las demás regiones del país.

Acerca de la encuesta

El estudio fue realizado mediante una encuesta telefónica a celulares, a nivel nacional para abordar la temática de desigualdades económicas con el fin de conocer las percepciones y nivel de tolerancia de los peruanos con respecto a la desigualdad. El tamaño y distribución de la muestra fue: 1,530 personas entrevistadas en 24 departamentos, 159 provincias y 453 distritos.