“Mi territorio, mi vida”, Consulta Lote 192

“Nosotros estamos contaminados, ¿cuántos niños yo perdí? se murieron dos mujeres y un varón”
Adolfina García Sandi
Madre indígena de la comunidad José Olaya

“Nosotros estamos contaminados, ¿cuántos niños yo perdí? se murieron dos mujeres y un varón”, recuerda con tristeza Adolfina García Sandi, madre indígena de la comunidad José Olaya, ubicada en la provincia de Datem del Marañón en la región Loreto, donde por estos días se habla mucho de las consecuencias de la actividad petrolera en la zona.

Adolfina García representa uno de los cientos de casos de personas afectadas por la contaminación causada por más de 40 años de actividad petrolera en una zona que abarca las  cuencas de los ríos Pastaza, Corrientes, Marañón y Tigre en la región Loreto y donde viven los pueblos indígenas Kichwas, Quechuas, Achuar y Urarinas. Esta es la zona que hoy se conoce como el Lote 192.

Hoy las conversaciones en la zona giran en torno a la actividad petrolera. El mes de julio es clave porque culmina el contrato de concesión del Lote 1AB (hoy Lote 192) entre el Estado y Pluspetrol y debe ponerse nuevamente a licitación. De este Lote se extrae el 11% del petróleo nacional.

El proceso de Consulta Previa del Lote 192

Este proceso, que se inició en mayo pasado y que debe culminar en julio, busca llegar a acuerdos entre los pueblos indígenas y el Estado sobre la explotación del Lote 192.

Por estos días y como parte del proceso, se produjo un hecho histórico en la Amazonía peruana. Por primera vez, varios pueblos indígenas se unieron para evaluar los avances del proceso. Fue una oportunidad para reflexionar sobre lo que significará para ellos vivir 30 o 40 años más de actividad petrolera en su territorio, en un territorio que ya está contaminado.

“Tenemos el derecho de vivir en un ambiente sano”, reclamó Aurelio Chino, presidente de FEDIQUEP[1], durante la reunión.  

Los pueblos Achuar de la Cuenca del Río Corrientes, así como los pueblos Quechua y Achuar de la cuenca del Río Pastaza participaron de esa reunión que culminó con la redacción de un pronunciamiento en el cual exigen al Estado y a la empresa Pluspetrol la protección y remediación ambiental de sus territorios. Anuncian en el documento, que si la empresa petrolera no cumple sus compromisos ambientales, serán denunciados judicialmente.

 “El Estado tiene que garantizar los derechos de los pueblos indígenas, así como garantiza la ganancia de la empresa petrolera”, declaró Carlos Sandi, presidente de FECONACO.[2]

Para Miguel Lévano de Oxfam en Perú, son importantes los avances de este proceso de consulta. Sin embargo, afirma que aún hay un camino por recorrer. “Falta concretar el proceso de titulación de los pueblos indígenas, así como los compromisos sobre la compensación por uso de tierras que Pluspetrol Norte debe asumir, y conseguir lograr acuerdos en la modificación del contrato con el nuevo titular del lote, por 30 años más. Si se logra esto, dejará un precedente para los siguientes procesos de consulta previa en el Perú”, puntualiza Lévano.

[1] Federación Indígena Quechua del Pastaza

[2] Federación de Comunidades Nativas del Corrientes

Plan de Consulta del Lote 192: http://goo.gl/uwPD2N