Riqueza y desigualdad en el Perú: visión panorámica

Desigualdad en el Perú sería el doble de lo que señalan cifras oficiales

Autor : 
Germán Alarco, César Castillo, Favio Leiva
Fecha de publicación: 
Viernes, Febrero 8, 2019

¿Cómo puede combatirse la desigualdad en el Perú si no logramos conocerla verdaderamente y contamos con cifras incorrectas? Este problema es abordado por la reciente investigación “Riqueza y desigualdad en el Perú”, elaborada por el economista e investigador Germán Alarco, con apoyo de Oxfam, que evidencia los problemas en la medición de la riqueza y la desigualdad en el Perú.

La ENAHO es una herramienta fundamental para la lucha contra la pobreza y desigualdad en el Perú, sin embargo presenta un claro subreporte de los ingresos y gastos de los sectores más pudientes de la sociedad y de las clases medias-altas, quienes casi nunca responden a la encuesta. Esta situación la convierte en un instrumento muy limitado para determinar adecuadamente el índice de desigualdad (o índice Gini).  

¿Qué tan desigual es el Perú realmente?

Según la investigación sería el doble de lo que las cifras oficiales señalan. “De acuerdo a nuestra estadística oficial tenemos un coeficiente Gini de alrededor de 0.35, pero de acuerdo a la información ajustada por nosotros, estamos entre 0.60 y 0.70, es decir, por lo menos el Gini es el doble de lo que se presenta oficialmente”, indica Germán Alarco. Es decir, “el Gini del Perú es parecido al de Dinamarca”, señala el autor, quien afirma que esa cifra no responde a la realidad.

En esta línea, de acuerdo a los estimados de Credit Suisse sobre la riqueza productiva, entre 2014 y 2016, el Perú tiene los mayores niveles de desigualdad con respecto a los otros socios de la Alianza del Pacífico.

Limitaciones para medir la desigualdad

Según la ENAHO, en el 2014, el hogar más rico del país se encontraba en la provincia de Picota, San Martín, con un ingreso anual de 1.11 millones de soles. No tenía título de propiedad ni servicio de agua potable. Asimismo, en el 2015 el hogar más rico estaba en Moyobamba, San Martín, con un ingreso de apenas 700 mil soles al año y con una vivienda que tenía el techo de calamina. Recién el 2016, el hogar más rico se ubicó en San Isidro, pero con apenas 1.13 millones de soles de ingresos al año.

Asimismo, los ingresos de los diez hogares más ricos del país se ubicarían en alrededor de S/ 660.000 anuales promedio (menos de US$ 200.000). ¿Acaso los más ricos del Perú tienen ingresos anuales que apenas superan el millón de dólares?

La consultora internacional Knight Frank estima que hay más de 17 mil millonarios en nuestro país. Unos 880 peruanos con más de 10 millones de dólares. Otros 300 con más de 30 millones de dólares. Alrededor de 37 peruanos con más de 100 millones de dólares. Y al menos 5 con más de mil millones. Ninguno de estos aparece en la ENAHO ni en ninguno de los 10 primeros puestos de los hogares más ricos. Es decir, el 1% más rico del país no existe en la data oficial.

“Para luchar contra la desigualdad debemos poder conocerla con más certeza. Para diseñar buenas políticas públicas para redistribuir la riqueza y luchar contra la pobreza y la desigualdad, necesitamos información más certera que defina adecuadamente el problema al que nos enfrentamos en el Perú”, señala Alejandra Alayza, Gerente de Políticas y Campañas de Oxfam.

Riesgos de la desigualdad extrema

Diversos estudios han encontrado que países con mayor grado de desigualdad tienden a mostrar más altos grados de violencia y criminalidad, así como mayores grados de inestabilidad política y democracias más débiles. Asimismo, una elevada desigualdad afecta también al sistema democrático al generar inestabilidad, problemas de gobernabilidad y la captura del Estado por parte de los grupos económicos que pretenden reorientar las políticas según sus intereses particulares, retroalimentado la desigualdad.

Mira la entrevista a Germán Alarco para el programa El Arriero:

 

Enlace permanente: https://oxf.am/2DlHlIC