Publicaciones

E.g., 10/17/2017
E.g., 10/17/2017
El Informe de Oxfam en Perú 2015-2016 refleja nuestro compromiso de informar con transparencia sobre las acciones que desarrollamos y la ejecución de los financiamientos bajo nuestra responsabilidad.
Publicación de Francisco Durand analiza cómo las élites económicas capturan a los gobiernos y los presionan a emitir normas tributarias en su beneficio, ahondando así la brecha de desigualdad con otros sectores de la población.
El documento devela un sistema fiscal injusto, donde no hay equilibrio entre los grandes negocios y los derechos de las personas a elevar su calidad de vida, situación que puede generar o acentuar conflictos sociales.
KENÉ
La publicación analiza el conflicto socioambiental generado por la plantación de cacao a gran escala en Tamshiyacu, Loreto. Pedimos a las autoridades que regulen de forma efectiva la expansión de los agronegocios en la Amazonía peruana.
Índice de Oxfam revela que indicadores sociales en el Perú se han estancado y que el sistema tributario se ha vuelto más inequitativo. Fuerte desaceleración económica e impactos de Niño Costero pueden agudizar brechas sociales.
Una de las principales expresiones de la desigualdad en el Perú es la deuda existente con millones de peruanas que han vivido y siguen viviendo con sus derechos recortados. Los avances alcanzados hasta la fecha para garantizar sus derechos y oportunidades son insuficientes.
El Foro Económico Mundial reúne de nuevo en Davos a líderes políticos y empresariales. Con motivo de este evento, Oxfam ha publicado hoy un nuevo informe en el que denuncia que tan sólo ocho personas poseen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial, 3.600 millones de personas.
Nuestro último informe explica por qué América Latina es la región más desigual del mundo en la distribución de la tierra. Más de la mitad de la tierra productiva de la región está concentrada en el 1% de las explotaciones agropecuarias.
Oxfam advierte “Meta de 17% de presión tributaria del Gobierno no garantiza financiamiento de la inversión social y productiva necesaria para combatir la desigualdad”.
La actual política de bioenergía de la Unión Europea corre el riesgo de ir en contra del Acuerdo de París sobre el cambio climático y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (Agenda 2030).

Páginas

Suscribirse a Publicaciones