Por el respeto y garantía de la democracia y los derechos humanos en el Perú

Viernes, 13 Noviembre, 2020

Oxfam expresa su profunda preocupación ante la crisis política e institucional que atraviesa el Perú, agudizada por la vacancia al presidente Martín Vizcarra, agravando las serias crisis sanitaria, social, económica y ambiental que vive el país.

Rechazamos el uso excesivo e injustificado de la fuerza por parte de la Policía Nacional del Perú en contra de la ciudadanía que, en su legítimo derecho a la libertad de expresión y la protesta, viene expresando su rechazo a las acciones del Congreso de la República y cuestionando la legitimidad del nuevo Gobierno.

Expresamos nuestra preocupación porque se busque aprovechar la crisis política para impulsar reformas institucionales que no gozan del consenso necesario y que pueden significar retrocesos importantes en los avances que el Perú ha logrado en materia de derechos en favor de las poblaciones más vulnerables, agravando la desigualdad extrema que tanto daño le hace al país.

La represión y criminalización de la protesta, así como la imposición ilegítima de reformas, agravan el descontento popular limitando las opciones de solución y salida frente a esta crisis.

Por estas razones, exhortamos al Estado peruano a promover y garantizar:

  • la democracia y el respeto de los derechos humanos, en concordancia con los compromisos suscritos por el país en el marco internacional de derechos fundamentales.
  • el orden constitucional y el respeto al Estado de Derecho, velando por la efectiva separación de poderes en observancia a los estándares internacionales.
  • el derecho a la libertad de expresión y el derecho a la protesta ciudadana.
  • la lucha contra la corrupción y la independencia del sistema de justicia, poniendo fin a la impunidad de casos de corrupción.

A puertas del bicentenario de su independencia, consolidar en el Perú un Estado democrático capaz de escuchar la voz de sus ciudadanos, luchar contra la corrupción y la desigualdad extrema, protegiendo a las poblaciones más vulnerables, son aspectos esenciales para consolidar la paz social y garantizar un desarrollo verdaderamente inclusivo y de largo plazo.

 

Lima, 13 de Noviembre del 2020